Crisis… ¿Comó ser funcional?

Actualmente estamos ante una situación mundial de crisis, en donde debido a los cambios sociales, laborales, familiares, entre otros es muy probable que experimentemos un desajuste emocional y mental.

.

Es así que, vale la pena preguntarse, ¿cómo estoy viviendo todo esto que esta pasando a mi alrededor? La información que recibo, las noticias, lo que comentan mis vecinos, amigos, etc., y a partir de esto, ¿Qué está pasando conmigo?, ¿ha sido difícil?, ¿qué significado le he dado?, Que cambios he tenido que hacer? ¿Como me estoy sintiendo?

Probablemente hayas experimentado estrés, preocupación, irritabilidad, quizá estés actuando diferente a como lo hacías antes, y esto tiene que ver con como te estas adaptando a la situación.

Y es que, los seres humanos queremos tener el control de las cosas, y cuando esto no ocurre nos provoca ansiedad, incertidumbre, miedo. Debemos entender que no se puede controlar nada exterior, pero si lo que ocurre con nosotros mismos.

Es por ello por lo que necesitamos algunas herramientas para disminuir ese malestar emocional y empezar a adaptarnos al contexto.

Se trata de encontrar funcionalidad en la crisis; cuando tenemos una dificultad, cada uno de nosotros utilizamos nuestras habilidades para tratar de solucionarlo. Se dice que una emoción, un pensamiento o una conducta son funcionales cuando son útiles para lograr nuestros objetivos y al mismo tiempo nos permiten adaptarnos a la situación. Por el contrario, se habla de disfuncionalidad cuando no se ajustan a la realidad y son poco eficaces para solucionar el problema. 

Estrategias para procurar la funcionalidad:

  • Lleva un registro tipo bitácora sobre como te estas sintiendo.
  • Realiza una lista de pendientes al iniciar y terminar el día.
  • Prioriza tus actividades: No todo tiene la misma prioridad en tu vida, revisa que es lo realmente importante hoy, y ve un día a la vez. Se recomienda al iniciar el día tener una lista de pendientes e irlos ordenando de acuerdo con el orden de importancia.
  • Vive el momento presente, centrarte en lo que estás haciendo, date tiempo para ti mismo.
  • Evita pensar de más en el pasado o futuro.
  • No se trata de hacer, hacer y hacer, sino de ser en el día a día.
  • Busca un equilibrio entre lo que estás pensando, sintiendo y haciendo.
  • No te centres en las cosas que hacen los demás, sino en lo que funciona para ti, con lo que puedas sentirte bien.
  • Encuentra un sentido a lo que esta ocurriendo, a toda esta experiencia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: